Iglesias de Cádiz

 
Iglesia del Carmen
 
Templo de líneas barrocas con reminiscencias coloniales, construido en el siglo XVIII:   La portada principal, elaborada en mármol, y el hermoso retablo rococó de madera dorada son sus elementos más notables.
 
Sus campanarios y espadañas se divisan desde gran parte de la bahía de Cádiz.
 
 
Iglesia de la Divina Pastora
 
En 1.773, fray Isidoro de Sevilla fundó este templo de planta de cruz griega, sobre el emplazamiento de una antigua capilla.   La cúpula presenta una peculiar decoración con tejas de colores de cerámica vidriada, que recrean el ambiente colonial.  En el interior, los elementos ornamentales cubren todo el espacio.
 
Es de destacar las imágenes obra de José Montes de Oca
 
 
Iglesia del Rosario
 
Primitiva ermita del siglo XVI, ampliada y reformada en 1.787.
 
Destacan la elegante portada de mármol y el pórtico, flanqueado por dos torres campanario.   El recorrido por las naves permite contemplar un extraordinario retablo, elaborado en mármol jaspeado obra de Francisco de Villegas, y un bello cuadro de la Santísima Trinidad.
 
 
Iglesia de San Agustín
 
Sus origenes se remontan a principios del siglo XVII.  La fachada principal luce una preciosa portada de mármol, elaborada al estilo manierista tardío.
 
Además entre sus muros alberga un interesante retablo neoclásico, con esculturas del siglo XVII y dos impresionantes tallas que procesionan en Semana Santa: La de Ntro. Padre Jesús de la Humildad y Paciencia, obra de Jacinto Pimentel, y el Stmo. Cristo de la Buena Muerte, obra de Alonso Cano
 
 
Iglesia de San Antonio
 
Las obras de esta iglesia, ubicada en la plaza del mismo nombre, concluyeron en 1.669.   Diseñada en estilo barroco, consta de dos cuerpos, el inferior con columnas de orden corintio, y el superior, con una pequeña hornacina desde la que preside la imagen del santo titular.   Entra las piezas más importantes hay esculturas, pinturas y orfebrería de gran valor artístico
 
 
Iglesia de San Francisco
 
De la primitiva traza de este convento del siglo XVI solo quedan en pie algunos vestigios, como la capilla de bóveda esquifada y la capilla de la Virgen de la Paz.
 
Durante el siglo XVII, la iglesia fué totalmente restaurada por el arquitecto Francisco Badaraco, quien construyó el cimborrio, el crucero y la capilla de la Vera-Cruz.
 
Resulta especialmente interesante el claustro conventual, de estilo manierista, donde se guarda el Crucificado de la Vera-Cruz, una impresionante escultura, traida de Nápoles en 1.773, obra de Giussepe Picano
 
 
Iglesia de Sto. Domingo
 
La iglesia se contruyó a mediados del siglo XVII. Es de estilo tardomanierista, con abundantes añadidos barrocos en su decoración, es obra de Antón Martín Calafate y Bartolomé Ruiz.
Es de planta de cruz latina, jesuítica, con cubierta de bóveda de cañon en la nave central y de arista en las laterales, el crucero está cubierto por una cúpula sobre pechinas.
La portada lateral, en mármol, presenta una hornacina para la Virgen del Rosario.
La torre, de doble fachada, con planta cuadraangular en su base, presenta una planta octogonal en el cuerpo de campanas, que aparece cubierto por una cúpula.
En la cabecera, un saliente poligonal del ábside indica el lugar del camarín de la patrona de la ciudad.
Contiene interesantes retablos, el de la capilla mayor, de mármol, es del último tercio del siglo XVII, tiene en su cuerpo principal cuatro grandes columnas salomónicas de color oscuro y en su centro el camarín de la Patrona.
El Claustro, con cuatro pórticos de arcos sobre columnas toscanas, tiene tres plantas, en las superiores aparecen molduras y pilastras.
 
 
 
 
Iglesia de Santa María
 
El primitivo convento de Santa María fue fundado en 1534 por las Madres Concepcionistas, el saqueo inglés de 1596 provocó su casi absoluta destrucción. El edificio actual es del siglo XVII.
La Iglesia es de planta de cruz latina, con una nave cubierta con bóveda de cañon y arcos fajones. El crucero tiene una cúpula de casetones sobre pechinas. La capilla mayor y las colaterales del crucero, al igual que la portada, son obras de Alonso de Vandelvira, arquitecto manierista.
La portada presenta un primer cuerpo con dos pares de columnas toscanas con hornacinas en los intercolumnios, un entablamento clásico culmina este primer cuerpo. El segundo, con más hornacinas, se cubre con un frontón triangular. Sobre éste descansa la torre, con base y chapitel cubierto de azulejos.
Los retablos del interior son de estilo barroco, de maderas doradas, es interesante por su decoración exhaustiva el retablo de la Cofradía del Nazareno, atribuido a Gonzalo Pomar, (se le atribuye también el retablo principal). Los azulejos de Delft, en el zócalo de la capilla presentan escenas del Antiguo y Nuevo Testamento, fueron colocados en 1670.
El Claustro tiene cuatro pórticos de columnas toscanas, es obra de Gabriel del Valle y fue comenzado en 1631.
 
 
 
 
Iglesia de Sta. Cruz
 
Hasta 1838 fue la Catedral de Cádiz, en la actualidad es conocida también como Catedral Vieja, se encuentra edificada sobre el solar de una mezquita. La primitiva iglesia, mandada construir por Alfonso X El Sabio, fue varias veces destruida, de ella se conserva el arco de ingreso y la bóveda de crucería gótica de la capilla del Bautismo.
La construcción actual debe su proyecto a Cristóbal de Rojas y fue finalizada en 1602. Es de planta rectangular, con falso crucero y tres naves separadas por columnas de orden toscano y arcos peraltados de medio punto.
El crucero se cubre con una cúpula semiesférica sobre pechinas. El exterior de la cubierta es de azulejos de varios colores. El campanario, separado del resto de la iglesia, está cubierto con un chapitel, también de azulejos polícromos.
La capilla del Sagrario fue finalizada en 1692, es de planta cuadrada y está cubierta con falsa cúpula encamonada de madera, fue reformada interiormente por Torcuato Cayón; ha sido restaurada hace pocas fechas.
 
 
Iglesia de Santiago
 
La Compañia de Jesús se estableció en este lugar en 1564, instalando un Colegio, del conjunto arquitectónico sólo se conserva el templo, ya que la casa con patio de columnas de mármol fue derribada para reedificarla como Seminario Conciliar.
La planta es de cruz latina, con nave central muy amplia y naves laterales formadas por pequeñas capillas, sobre ellas se instalan las celosías desde las que la comunidad asiste a los oficios. El crucero se cubre con cúpula sobre pechinas.
La traza del templo se debe al jesuita Alonso Romero, y la obra debió estar finalizada hacia 1647.
Las fachadas están decoradas con pilastras pareadas de orden jónico. Tiene una torre de dos cuerpos con remate bulboso, este elemento decorativo es del siglo XVIII.
El retablo del altar mayor es de mediados del siglo XVII, con tres cuerpos y calles más un remate, tiene además el templo otros interesantes retablos barrocos.
Es digna de mención por su antigüedad la pintura de la Trinidad, del siglo XVI, profanada en el saqueo inglés de 1596, tal como reza una inscripción en oro al pie.
 
 
 
 
Iglesia San Juan de Dios
 
Es de estilo barroco, con planta de cruz griega inserta en un cuadrado, sobre el crucero tiene una cúpula y las naves laterales se cubren con bóveda de arista.
Las portadas son neoclásicas y su torre está situada en ángulo con las fachadas exteriores, presenta una decoración de pilastras jónicas adosadas y mármoles italianos coronada con un chapitel bulboso, obra de Torcuato Cayón en 1768.
En el interior predominan los retablos del siglo XVIII, de rocalla dorada y mármoles italianos, y otros de estilo neoclásico como el de San Rafael, el de San Juan de Dios y el de San José obras de Benjumeda.
 
 
 
 
Iglesia de la Palma
 
Esta capilla fue fundada por el capuchino Fray Pablo de Cádiz, las obras comenzaron en 1693 y finalizaron en 1696. Un incendio en 1754 hizo que el templo se volviera a levantar, siendo bendecido en 1768. Es de estilo barroco, con cubierta de bóveda encamonada, con falsa cúpula y lunetos en el interior y tejas al exterior.
La fachada está dividida en dos cuerpos con pilastras y baquetones mixtilíneos. La única torre es de planta cuadrada, rematada con un chapitel cubierto con cerámica vidriada.
La escultura de la Virgen de la Palma es una representación de la Inmaculada Concepción, de estilo barroco del siglo XVII. Esta imagen junto con otras del siglo XVIII se venera en el retablo mayor, realizado en el siglo XIX y de estilo neoclásico.
 
 
 
 
Iglesia del Santo Angel
 
El templo actual es el resultado de la ampliación que se realizó en la ermita del Santo Angel de la Guarda en 1836.
La primitiva ermita era una nave cubierta con bóveda de cañón y lunetos, la ampliación es de estilo neoclásico y deja la antigua ermita como cabecera. El templo actual es de planta de salón, con tres naves de igual altura separadas por pilastras cruciformes que sostiene bóvedas vaídas con fajones.
El exterior es muy sobrio, presenta en su fachada pilastras adosadas de orden toscano.
En el altar mayor se venera el grupo escultórico del Santo Angel de la Guarda, obra de Nicolás Fiumo del siglo XVIII.
Hoy es parroquia castrense; ha servido al Hospital de la Armada desde su fundación en 1667 como Hospital Real, y al colegio de Medicina y Cirugía fundado en 1748.
 
 
 
 
Iglesia de San Pablo
 
Sirve a la Casa-Institución de las Arrepentidas, fundada a finales del siglo XVII por doña Jacinta Martínez de Zuloaga.
El templo fue construido entre 1679 y 1698 por Benjumeda, según planos de Torcuato Cayón. En 1787, a propuesta del entonces Obispo Escalzo y Miguel fue ampliado. El edificio es de estilo neoclásico y tiene una sola nave cubierta con bóveda de cañón y fajones. Sobre la capilla mayor hay una cúpula sobre pechinas y los muros se decoran con pilastras toscanas adosadas. En el interior los retablos son de mármoles de colores en los órdenes corintio y compuesto.
En el altar mayor es digno de mención la escultura del Ecce-Homo, obra del escultor barroco sevillano José Montes de Oca.
 
 
 
Iglesia de San José
 
Finalizada en 1787, fue construida por Torcuato Benjumeda a instancias del Obispo gaditano José Escalzo y Miguel. La planta es de salón, de tres naves, separadas por pilares decorados con pilastras jónicas con girnaldas en los capiteles. El crucero se cubre con una cúpula sobre tambor y pechinas. La nave pricipal se cubre con bóveda de cañón y lunetos y las laterales con bóvedas vaídas.
El exterior es de piedra vista con zonas encaladas, presenta dos torres gemelas en su fachada principal que se decora con cuatro pilastras jónicas con girnaldas; sobre la cornisa y frontón triangular y sobre el arco semicircular de la puerta principal existe una hornacina con la imagen del santo titular, obra de Cosme Velázquez.
La cúpula principal y las de los templetes de las torres se cubren al exterior con azulejos azulados.
 
 
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Iglesias de Cádiz

  1. Aire dijo:

    Hola..ola de mar..Vaya!gran sorpresa me he llevado. Sí recuerdo que me hayas dejado alguna amable palabra y recuerdo tú espacio lleno de amor x tú ciudad. Algún día me gustaría concerla,de verás. Gracias x leerme. Un beso. Aire

  2. pedro dijo:

    CARTAGENEROHOLA..! agradezco estas indicaciones, estoy pensando realizar un viaje a Cádiz y soy un apasionado de la imaginería, muchas veces vas perdido y pasas delante de una iglesia sin saber el tesoro artístico que atesora. Desde aquí animo también a conocer Cartagena, una ciudad también castrense y con una gran Semana Santa. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s