Fachadas gaditanas

 
 
Muchas de las casas del casco antiguo gaditano, sobre todo las que están en la zona de Pelota, Compañía, Columela, Ancha, San Francisco, San Antonio, Alameda, barrio de San Carlos…. fueron edificadas en su mayoría en en los siglos XVII y XVIII por navieros, consignatarios, marinos de alto rango, etc., que luego llevaban los planos donde la línea de su barco rendía viaje, generalmente Cuba, Argentina, Uruguay… y construían una gemela para cuando iban por allí no extrañaran nada de lo que habían dejado en Cádiz, de ahí el dicho de "La Habana es Cádiz, Cádiz es La Habana".

El diseño de la casa tiene un denominador común:  La planta baja como almacén y despacho, tiene ventanas y puerta de carros o cuadra, la primera es la zona noble (los mejores balcones están ahí); también sus techos son más altos para colgar grandes lámparas o cortinajes.

 
La segunda planta tiene una balconada más modesta, ahí estaban los dormitorios y las habitaciones secundarias.   

La tercera planta estaba dedicada a la servidumbre, con balcones muy modestos o sólo con ventanas.    En la azotea estaba el lavadero, la zona para tender la ropa y por supuesto la torre mirador, donde se contrataba un vigía cuando se calculaba que la nave estaba a punto de llegar a puerto, hay que tener en cuenta que en aquella época no había radio ni nada parecido.   Cuando el barco aparecía en el horizonte izaba un gallardete, o la bandera de la compañía para que al vigía le resultase fácil identificarlo, de esa manera daba tiempo suficiente para llegar al puerto y preparar todo lo necesario para cuando el barco atracase (personal de descarga, documentaciones, lugar de atraque, etc).

La forja de los balcones también tiene unas características propias: Cada casa tiene un diseño exclusivo, barrotes con grecas, con flores, algún que otro escudo, y otros dibujos diversos,  no hay dos iguales, además, en la inmensa mayoría, los balcones tienen el llamado "pecho de paloma" que no es más que una curvatura en la zona baja y que servía para comodidad de las señoras de la casa, cuando se asomaban, la parte baja del vestido entraba en ese hueco y no rozaba con el metal evitando el deterioro de la prenda y sobre todo que no se levantase hacia atrás si el vestido estaba almidonado o tenía enaguas o bajofalda dejando así al descubierto por detrás "partes púdicas".

Algunas tienen unas forjas muy modestas a pesar del señorío de la fachada, y tiene una explicación: Cuando el asedio napoleónico se edificó el Fuerte de Cortadura, y, como con la marea vacía los invasores podrían entrar por la arena, muchos gaditanos desmontaros sus forjas para clavarla en la arena de Cortadura creando así una barricada inexpugnable, luego, cuando repusieron, muchos de ellos no tuvieron demasiada capacidad económica para colocarlas parecidas o bien prefirieron hacerlas sencillas para colocarlas cuanto antes.

 
 
Publicado en Sin categoría | 8 comentarios

Cádiz y Carlos Cano.

 
Una visita por Cádiz acompañado de uno de sus juglares predilectos: Carlos Cano.
 
En el primero… diferentes lugares de la ciudad captados con mi cámara,
en el segundo… un paseo por la playa de La Caleta en una increíble bajamar.
 
Espero que te gusten.
 
Publicado en Sin categoría | 3 comentarios

La calle Feduchy en Cádiz

 
 
Hay calles con solera, como los buenos vinos y en estas calles, es imposible no mirar a un lado y otro, y preguntarse por ejemplo, que secretos guardan los ladrillos.
 
Una de estas calles, (donde no me importaría vivir mis últimos días como dueño de una polvorienta librería, o de una relojería), es la calle Feduchy, de Cádiz.
 
Es una calle que asombra por su sombra, una calle nostálgica. Donde hay una tiendecita de antigüedades, un consultorio espiritualista- conceptista, un club de amigos del rol, un convento, un hospital, una tienda de catas de vinos y una farmacia (una calle que se precie debe tener su farmacia y su resplandor de neón verde,¿¿¿Por qué sino que sería de los días de lluvia???).
 
El sol brilla por su ausencia en esta calle empedrada, donde el agua del alcantarillado musita a tu paso.
 
Las fachadas suben queriendo cerrar el cielo y yo le doy las gracias por ello, por que se refugia aquí mi cuerpo y mi alma.
 
Por esta calle he paseado multitud de veces, cuando no he tenido nada que hacer y he andado sobre mis pies para volver a recorrerla.
 
Pues es una calle Tenoria, Lazarística, Bohemia.    Por las noches, el silencio recorre sus calles y veo doblar la esquina a Jack el destripador convertido en un funcionario del ayuntamiento , mirar por la ventana a la anciana de Psicosis que a su pesar espera la llegada de Norman, que no llegará hasta que ella quiera e incluso el perro de los Baskerville que olisquea aquí y allá convertido en un perrillo encantador que me mira un segundo y me mueve la cola.
 
Llego al final de la calle y choco frontalmente con la realidad, despierto del sueño me doy de bruces con la plaza del Palillero, ante mi una tienda de ropa cara, una casa de discos y mucha gente. Una mueca se desdibuja es mi boca… que demonios demos una vuelta más…pues soñar no cuesta dinero.
 
 
Publicado en Sin categoría | 5 comentarios

Con las bombas que tiran…..

 
Ocurrió de 1808 a 1812, cuando España fue invadida por el ejército de Napoleón.  
El país entero se levantó contra el invasor, dando lugar a la famosa Guerra de la Independencia.
Desgraciadamente, y después de enconadas luchas, toda España sucumbió bajo la bota del ejército imperial francés …..¿Toda? ¡No! …… junto a Zaragoza, Bailén, Gerona…….una ciudad del sur de España también resistió y resistiría siempre contra el poderoso ejército, sin que lograran conquistarla jamás.
Tanto que se ganó los títulos de "Muy noble, muy leal y muy heroica", y su bandera recibe, desde entonces, honores idénticos a la española.  (Himno y armas presentadas).
Esa ciudad fue Cádiz, la cual era bombardeada continuamente por la artillería enemiga, desde el mar con la escuadra de navíos comandada por el Almirante Rosilly y por tierra por los cañones del Mariscal Soult.
 
¿Quieres saber lo que hacían en Cádiz con el plomo de las granadas francesas?:  La metralla incandescente que caía en las calles de la ciudad era usada por las mujeres como bigudíes para rizarse el pelo.
Este tanguillo, contemporáneo de la lucha, se lo explica graciosamente.

 


 
Cañones de artillería,
aunque pongan los franceses
cañones de artillería,
no me quitarán el gusto
de cantar por "Alegrías"(**).
 
Con las bombas que tiran
los fanfarrones
se hacen las gaditanas
tirabuzones.
 
Que las hembras cabales
en esta tierra
cuando nacen ya vienen
pidiendo guerra.
¡Guerra! ¡Guerra!
 
Y se ríen alegres
de los mostachos
y de los morriones
de los gabachos.(*)
 
Y hasta saben hacerse
tirabuzones
con las bombas que tiran
los fanfarrones.
 
Son de piedra y no se notan,
las murallitas de Cádiz,
son de piedra y no se notan,
"pa" que en ellas los franceses
se rompan la cabezota.
 
Con las bombas que tiran
los fanfarrones… (etc)
 
(*)Gabachos: Despectivamente, franceses.
(**) Alegrías: Cante y baile flamenco, típico de Cádiz.
 


 
 
Estamos, pues, ante una canción gaditana que tiene doscientos años, y que se sigue cantando con bastante desenfado.   Hoy, naturalmente, integrados y hermanados ambos países con otros muchos en la Unión Europea, en comunidad de destinos, moneda, comercio y libertades, todo esto no es más que pura historia.
 
 
Aquí teneis un vídeo de una antigua película, rodada en Cádiz, "Lola la piconera" donde Juana Reina canta este tango genuinamente gaditano.
 
 
        
Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

Cádiz en imágenes de vídeo

 
Un recorrido por la ciudad, descubriendo sus rincones, sus secretos, su duende y su embrujo a través de estos vídeos.
 
 
1º Pasión Vega.  "Habanera de los ojos cerrados".
Original de Antonio Martinez Ares.
 
  

 
 


 
 

2º Carlos Cano.  "Habaneras de Cádiz".
Aunque lo parezca, no es La Habana, es Cádiz.
 
  
 


 
 
3º Precioso vídeo de Cádiz. Elegancia y clase en su creación,
mezclando imágenes antiguas y modernas.
 
  
 


 
 
4º  Pasear por Cádiz. Este es el duende y el embrujo de la ciudad.
Con su toque de fina gracia gaditana.
 
 
  
 
 
 
 
 

 
 
 
 
Publicado en Sin categoría | 6 comentarios

El estatuto de Cádiz

 
 
"Cádiz, ejerciendo el derecho que le reconoce la Constitución que ella misma parió en 1812, manifiesta su voluntad de constituirse en Reino Independiente de Andalucía, región autonómica cuya Junta ha estado dándole por saco hasta este momento.

Titulo Preliminar. Disposiciones Generales.

Artículo 1.- Cádiz, Tacita de Plata, Cuna de la Libertad, es un Imperio, o por lo menos lo vale.

Artículo 2. – El Reino de Cádiz está compuesto por los territorios históricos actuales, de Cortadura al Faro Las Puercas, más los que se reclaman por razones de residencia de los gaditanos sin dinero para vivir en Cai-Cai, y que son, apunta, nene: Puerto Real, La Isla y Chiclana. Y por razones carnavalísticas, también son de Cádiz esos pueblos de la Bahía y de la Sierra y hasta de otras provincias de donde vienen comparsas malas, malas y chirigotas todavía peores. Ah, y Valdepeñas, que aunque es de Ciudad Real, donde nos lo hemos bebido de entero y pleno ha sido aquí.

Artículo 3.- El escudo estará compuesto por lo que está compuesto y que Andalucía nos copió, "en Cádiz hay que mamar". Ya saben: Hércules con los dos leones donde El Quini mandaba a los otros coristas.

Artículo 4. – El Himno de Cádiz, a diferencia de su vecina Ex-Paña, tiene letra, y dice así: "Aaaaaaaaaquellos duros antiguos que tanto en Cai".

Artículo 5.- Por el c… te la hinco.

Artículo 6 .- Serán ciudadanos de Cádiz todos aquellos nacidos en Cai-Cai, en el Mora, en Residencia, en el Hospital de Puerto Real, en los territorios citados en el artículo 2, y en las posesiones de Ultramar, La Habana es Cai con más negritos, así como en los Ultramarinos de los chicucos. Los más jartibles serán considerados gaditas.

El Título Segundo no es menos intervencionista que el proyecto catalán. He aquí algunos de sus artículos:

Artículo 1. La moneda del Imperio es el Leuro, divisible a su vez en 100 séntimos. El pelote queda fuera de circulación.

Artículo 2 .- La unidad de medida es la Mijita de Freidor.

Artículo 4. – El bastinazo es la medida de capacidad de asombro y de rechazo, al mismo tiempo.

Artículo 5 (sin premio, no me hinques nada).- El Reino de Cádiz protegerá especialmente La Caleta, que es plata quieta, que quedará blindada para evitar su trasvase a las coplas de otros carnavales.

Artículo 6 .- Como hay quien dice que Cádiz no tiene fiestas, la Semana Santa, el Carnaval, Los Juanillos, Tosantos y el Corpus serán siempre festivos, por cohone, y el Lunes de Carnaval, Fiesta Nacional Gadita.

Articulo 7.- Los colores oficiales de Cádiz son el morao del pendón y me han dicho que el amarillo.

Artículo 8.- La comida nacional es la caballa asá, pero fuera parte tenemos los chocos de trasmallo, el bacalati con tomati, la priñaca, la ensaladilla pá cogé esconchones, el menudo, el montadito de pringá, y el arroz, que acaba de salir. La bebida nacional es el tinto de verano.

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Un homenaje a “Canelo”

Canelo
 
Ciudad de Cádiz (España). La más vieja ciudad del Occidente Europeo. Fundada por los fenicios hace más de 3000 años. Allí se encuentra el Hospital Puerta del Mar, hospital de la Seguridad Social, conocido popularmente como “La Residencia” .
En la puerta de La Residencia vivió 12 años un perro, “Canelo”. ¿Qué hacía allí?. Esperaba a su dueño, un gaditano, que doce años atrás (desde que el perro esta allí) acudía al centro sanitario a practicarse la Diálisis a diario, y en la puerta del hospital lo dejaba y le decía a su fiel compañero: “Espérame aquí, amigo mío”.
 
Cuando su enfermedad le obligó a ser ingresado en dicho centro, Canelo lo esperó en la puerta, pero el dueño no salió nunca del centro pues falleció. Desde entonces, Canelo se convirtió en la encarnación de la fidelidad canina, pues esperó durante doce años la salida de su amo. El caso de Canelo tuvo revuelo internacional ya que apareció en muchos periódicos y reportajes, incluso la BBC.
Allí, en esa puerta, acabó sus días nuestro héroe. El fiel “Canelo” se quedó en la puerta y no hubo forma humana de moverlo de allí. Mirando fijamente a todas las personas que salían esperando ver a su compañero, a su amigo, pero en vano, así durante 12 años, escribiendo la historia de amor, de amistad, de las más bonitas que se conocen entre un animal y un ser humano. No volvió a oír más sus palabras, no volvió a sentir nunca más sus caricias. Pero en su memoria quedó para siempre el: “Espérame aquí, compañero”. Y allí permaneció fiel, sin desmayo durante 12 largos años, solitario, abandonado, esperando que se produjera un milagro y volviera su “amigo”.
Un día, se recibió en la perrera municipal una denuncia de un ciudadano sobre un perro abandonado en la puerta de un centro sanitario y del peligro que suponía para la salud pública. El perro fue cazado y llevado a la perrera, antesala de la muerte canina. Entonces se movilizaron los trabajadores de La Residencia, los amantes de los animales y medio Cádiz encabezados por AGADEN (Asociación Gaditana para la Defensa y Estudio de la Naturaleza) en defensa de la vida y la libertad de “Canelo” y consiguieron el indulto de “Canelo” ya que el teniente de Alcalde de Sanidad del Ayuntamiento de Cádiz firmó un decreto perdonándole la vida.
Probablemente sea el primer caso de indulto de un perro vagabundo conseguido por la presión popular. AGADEN lo adoptó, lo vacunó y le arregló los papeles para que dejara de ser un perro vagabundo, un indocumentado y aunque se le buscaron varias familias que lo acogieron, “Canelo” siempre escapaba una y otra vez y volvía a su lugar de espera, sin desmayo, vigilando día y noche la puerta del Hospital en espera de su amo y amigo.
 
La gente lo cuidó y le dio de comer como si “Canelo” fuera suyo durante 12 años. Este perro no fue un perro sin amo, fue el perro de todo Cádiz que lo quiso y lo cuidó como algo propio. Televisiones de varios países pasaron por Cádiz a contar la historia de este singular perro. De Estados Unidos llegó una caseta de perro como donación para que fuera el hogar de “Canelo” pero las ordenanzas prohibían su instalación a la puerta del Hospital por lo que siguió siendo un “sin techo”.
El 9 de diciembre de 2002, el fiel “Canelo” dejó de esperar. Fue atropellado por un auto que se dio a la fuga.
Unos dos años después, por iniciativa de AGADEN, con el visto bueno del Ayuntamiento, la asociación protectora de animales y las federaciones de vecinos 5 de Abril y Cadice, se decidió darle su nombre a una calle peatonal que el animal frecuentaba. En el mismo callejón se colocó una placa de bronce con el torso en relieve del animal conmemorativa de este acto de fraternidad, fidelidad y amor entre hombre y animal.
¿Hasta donde puede llegar la fidelidad y la inspiración humana?… Simplemente hasta donde cada uno de nosotros queramos.
 
A continuación, os pongo un vídeo, el perro que sale en las imagenes es "Canelo", ojo con las personas sensibles.
 
VÍDEO CON MÚSICA
 
 
 
VÍDEO SIN MÚSICA
 
   
 
Y unas fotos y recortes de prensa
 
 

 
 
 
HAY MÁS INFORMACIÓN SOBRE "CANELO" EN ESTE BLOG, MERECE LA PENA VISITARLO
 
 
Publicado en Sin categoría | 49 comentarios